Viagens Machu Picchu

Centro Histórico

Centro Histórico

La ciudad del Cusco es uno de los destinos más impresionantes del Perú, pues alberga una gran cantidad de tesoros históricos y culturales, además de sus majestuosos paisajes. ¡Si viaja a Perú, Cusco es un destino que no se puede perder!

El Centro histórico de Cusco representa la fusión de dos importantes épocas en nuestro país. Al caminar por sus calles empedradas, podrá apreciar cómo las construcciones incas de piedra sirvieron como base para las construcciones coloniales que siguen en pie hasta la fecha.

Esta singular fusión de culturas le da al centro de Cusco un encanto sin igual, una ventana al pasado de esta bella urbe. No nos sorprende que en 1983, la UNESCO declarara al Cusco y a más de 100 monumentos históricos en sus alrededores como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Esta antigua ciudad ha logrado mantener buena parte de su trazado urbano original. ¿Por qué? Pues según las crónicas de la época, los incas planearon cuidadosamente el trazo de esta ciudad durante su remodelación a mediados del siglo XV. 

Al llegar los españoles, quedaron sorprendidos por el orden y diseño presentes en esta ciudad inca. Fue por eso que, al conquistarla, usaron las construcciones incas como base para sus casonas coloniales, presentes hasta hoy.

Un dato sorprendente sobre las técnicas de construcción incas: teniendo en cuenta la actividad sísmica de la región, construyeron sus palacios y templos para ser resistentes a los frecuentes terremotos. Gracias a este conocimiento, las construcciones incas sobrevivieron al paso del tiempo, quizá para que hoy podamos admirarlas.

También conocido como el ombligo del mundo, Cusco será el punto de inicio de muchos de sus tours, incluido Machu Picchu. Ahora bien, sólo caminar por el centro histórico ya es una actividad que no se puede perder. Por eso, nuestro equipo en Viajes Machu Picchu ha escrito esta guía para su visita a Cusco. ¡Siga leyendo y descubra la magia de esta milenaria ciudad!

Cusco durante la época Inca

De acuerdo al cronista mestizo Inca Garcilaso de la Vega, los primeros Incas emergieron del Lago Titicaca por órdenes del dios sol Inti. La leyenda cuenta que fueron en busca de una tierra prometida para fundar el imperio. Sin embargo, al llegar a Cusco, encontraron el lugar ideal para fundar el corazón del imperio, y enseñaron sus técnicas de construcción y cultivo a los habitantes de la zona.

Es posible que esta leyenda tenga al menos algo de cierto. Las investigaciones en la zona muestran que las culturas Tiahuanaco y Wari, situadas a las orillas del lago Titicaca, influyeron bastante en el origen de la cultura Inca. De la misma forma, muchas otras culturas de la zona fueron asimiladas por los incas durante su expansión.

Durante el gobierno del noveno Inca, Pachacuteq, se ordenó la reconstrucción de muchos edificios alrededor del Cusco. Fue en esta época que se le dio a la ciudad la forma de un puma, con el complejo de Sacsayhuamán como su cabeza. También recibió una distribución urbana casi perfecta, con áreas designadas para templos, palacios y áreas administrativas.

Esta ciudad llegó a convertirse en el centro del imperio Inca, también llamado Tahuantinsuyo. Este imperio llegó a abarcar territorios en Perú, Chile, Ecuador, Bolivia y Argentina. Por este motivo, se llamó a esta ciudad “Qosqo” que significa “ombligo del mundo”. Posteriormente, los españoles adaptaron este nombre al español, y pasó a llamarse Cusco, o Cuzco.

Cusco durante la época colonial

Cuando la expedición liderada por Francisco Pizarro llegó al Cusco, los españoles entendieron que tendrían que conquistar la ciudad para poder reclamar el resto del imperio. Y en el año 1572, al concluir el proceso de conquista del imperio inca, muchas de las construcciones alrededor de la ciudad ya habían sido tomadas por los españoles como casas e iglesias.

Alrededor de la plaza de Armas se construyó una gran cantidad de iglesias, muchas de ellas sobre los templos incas más importantes. ¿Por qué? Una de las razones fue para tratar de convertir a los locales a la religión católica. Estos esfuerzos tuvieron éxito hasta cierto punto, si bien los incas fusionaron la nueva religión católica a sus creencias. 

En su apogeo, la ciudad del Cusco fue una de las ciudades más importantes de América del Sur, y el corazón del Imperio. Sin embargo, durante el dominio español se fundó la ciudad de Lima, un punto más accesible para la administración española. Después de que el Perú se independizó de España, Lima se convirtió en la capital de la república.

Hoy en día, Cusco aún conserva parte de su antiguo esplendor. Esta hermosa ciudad es icónica por su estilo de construcción con paredes de adobe españolas construidas sobre muros incas. No olvide tomarse el tiempo de apreciar las hermosas calles de Cusco durante su visita:es una ciudad sin igual.

¿Qué ver en el centro de Cusco?

Aquí le dejamos algunos de los monumentos más importantes en el centro histórico de Cusco, destacados por su arquitectura inca y colonial española. Tómese el tiempo de visitarlas, realmente valen la pena:

Qoricancha: Iglesia y Convento de Santo Domingo

También conocida como el templo del Sol, fue un recinto sagrado para los Incas en el que se rindió culto al dios sol. Este templo fue el punto más sagrado del imperio inca, y según la leyenda, estaba cubierto por enormes planchas de oro. Tristemente, al llegar los españoles, el templo fue saqueado, y las reliquias de oro fueron fundidas. 

Este sitio fue asignado a Juan Pizarro después de la conquista de Cusco. Poco después, el conquistador donó el recinto a la orden dominicana, quienes construyeron el Convento de Santo Domingo sobre sus muros de piedra. Aquí se encuentra una muestra única de la mezcla entre dos culturas, pues gracias a los monjes, los muros originales incas fueron conservados, ocultos tras cal y cubiertos bajos los muros del convento.

Este antiguo templo tiene bastantes detalles históricos que no podrían ser abarcados en esta guía. Por eso y para sacarle el máximo provecho a su visita, Viajes Machu Picchu opera el City Tour Arqueológico todos los días. ¡No se pierda esta oportunidad! En este enlace encontrará más información.

Catedral del Cusco

Es una de las construcciones religiosas más famosas del Cusco. Se construyó sobre el antiguo templo inca Suntur Wasi. ¡Su construcción llevó más de 100 años! Cientos de locales incas fueron forzados a trabajar en la construcción de esta catedral, y muchas de las piedras usadas fueron extraídas de la cercana Sacsayhuamán.

En esta catedral se hallan estilos góticos y renacentistas, interpretados a la manera cusqueña por los artistas barrocos locales. Se dará cuenta de esto especialmente en las enormes puertas talladas de la catedral, y en los púlpitos tallados en el interior. 

La Catedral del Cusco también contiene obras de arte encargadas a la Escuela Cusqueña de Arte, y pintadas íntegramente por artistas nativos locales. Una de las más famosas es una pintura que escenifica la última cena, pintada por el cusqueño Diego Quispe Tito hace casi 500 años. Se roba la atención el plato principal en la pintura, ¡un cuy asado!

Además de ser un lugar de culto, esta iglesia contiene una gran colección de arte cusqueño, además de varias reliquias históricas. Si desea visitar la Catedral del Cusco, ¡no se preocupe! Viajes Machu Picchu también incluye esta iglesia en el City Tour arqueológico. Haga clic aquí para saber más detalles sobre esta visita.

Plaza de Armas

Cuando visite el centro de la ciudad y pase por esta bellísima plaza, encontrará que en las esquinas hay letreros que dicen “Plaza Haukaypata”. Este es el nombre original de la plaza mayor del Cusco, que significa “Plaza de la tranquilidad”. Y el nombre describe bien a esta plaza, que encanta a miles de turistas cada año.

Los palacios de los Incas más importantes se construyeron en sus alrededores. Durante la época colonial, estos edificios fueron repartidos entre los españoles, quienes construyeron los templos y casonas coloniales que hoy decoran esta plaza.

En la actualidad, esta plaza es el centro de variadas festividades religiosas y procesiones, como el Corpus Christi a mediados de junio. Durante su visita, sin duda querrá pasar todo el tiempo posible paseando en la Plaza de Armas. ¡Y no olvide tomarse un café cusqueño al atardecer en uno de los balcones que dan a la plaza! 

Iglesia de la Compañía de Jesús

En el año 1571, el Amaru Cancha, antiguo palacio del Inca Huayna Cápac, fue entregado a la orden jesuita a su llegada de España. Fue en este lugar donde se construyó la Iglesia de la Compañía de Jesús y el primer local de la Universidad San Antonio Abad del Cusco.

El estilo barroco con el que este templo fue construido se considera un referente en toda América del Sur. Y, al igual que en la Catedral, esta iglesia alberga una impresionante colección de arte colonial de la famosa Escuela de Arte Cusqueño.

Iglesia de la Merced

Se ubica en la plaza espinar, a unos minutos de la Plaza de Armas. Esta iglesia, construida por la orden Mercedaria, alberga los restos de Diego de Almagro, su hijo, y los de Gonzalo Pizarro. 

Un primer templo se construyó en esta misma ubicación en el año 1536. Sin embargo, este fue destruido durante el terremoto de 1650. Durante la reconstrucción, se edificó un templo más opulento, que fue concluido en el año 1696. 

Casa Garcilaso

En este blog se ha escrito bastante sobre las crónicas de Inca Garcilaso de la Vega. Y es que este famoso escritor nos permite ver cómo era la antigua cultura inca de una forma sin igual. Nacido de padre español y madre inca, Garcilaso de la Vega fue uno de los primeros mestizos peruanos. En sus famosos Comentarios Reales de los Incas, contó la historia de los incas por primera vez en España.

En el año 1967, el gobierno peruano convirtió su antigua residencia en un monumento histórico, que hoy alberga al Museo Histórico Regional. La Casa de Garcilaso de la Vega contiene una hermosa exhibición de artefactos pre incas, incas y coloniales, así como un relato de la historia de esta bella ciudad. ¡Descubra más sobre este hermoso museo en este enlace!

¿Cómo visitar el Centro Histórico de Cusco?

La parte antigua del Cusco está ubicada a los alrededores de la Plaza de Armas, la zona más turística de la ciudad. Es una buena idea reservar un hotel en las cercanías de la plaza, pues esto hará que sea más sencillo visitar estas atracciones por su propia cuenta. 

Hay mucho más que descubrir en esta ciudad milenaria. Para conocer más sobre Cusco, siga leyendo sobre el pintoresco barrio de San Blas, el espléndido Valle Sagrado y la hermosa laguna Humantay. Y claro, puede aprender más sobre el Camino Inca y la maravilla del mundo, Machu Picchu.

Para disfrutar más de su visita, le recomendamos que tome una visita guiada a los sitios arqueológicos más importantes de la ciudad. Hay un sinfín de detalles sobre el Cusco que sólo podrá apreciar con la ayuda de un guía. ¡Sáquele provecho a su estadía en Cusco! En este enlace encontrará más información sobre el City Tour en Cusco.

Viajes Machu Picchu se especializa en ofrecer a viajeros como usted una experiencia única durante su viaje a Perú. Vea lo que nuestros clientes opinan de nuestros servicios en este enlace. ¡No espere más, y empiece a planear sus vacaciones a la tierra de los incas! Contáctenos a través de la web, y uno de nuestros expertos estará encantado de ayudarle.