Viagens Machu Picchu

Tipon

Tipon

Al sur de Cusco, a unos 27 km de la plaza de armas, existe una joya histórica poco visitada. Nos referimos al complejo arqueológico Tipón, que fue un lugar de gran importancia para los Incas. Su estilo de construcción y diseño son ejemplos perfectos de la ingeniería hidráulica inca. Sin duda, un atractivo que no puede perderse al visitar Cusco.

Este sitio inca fue construido con tanto esmero que muchos de sus acueductos y fuentes siguen funcionando hasta el día de hoy. Tristemente, no quedan ni registros oficiales ni el nombre original de este lugar. 

No obstante, lo impresionante de este sitio sobrepasa la falta de información histórica, ya que estas impresionantes obras de irrigación siguen influyendo en nosotros al día de hoy. Estos sorprendentes diseños fueron reconocidos por la ASCE (Sociedad Americana de Ingenieros Civiles), quienes le dieron la categoría de Monumento Histórico de Ingeniería Civil. 

Es posible que las cercanas ruinas de Pikillacta, construidas medio siglo antes que Tipón, influyeran en el diseño de las terrazas. La cultura Inca se caracterizaba por absorber el conocimiento de las culturas que la rodeaban, y sin duda Pikillacta no fue una excepción. 

Tipón es una joya escondida para los amantes de la historia y de la cultura. ¡No se pierda Tipón durante su visita a Cusco! Es una oportunidad única de conocer más sobre los incas y su ancestral cultura.

Historia

El nombre original de Tipón se perdió durante la conquista española, junto con la historia del sitio o su propósito original. Es posible que el nombre Tipón tenga su origen en el quechua “Timpucc” que significa “hervidero”. Las fuentes que encontramos en este complejo explican el nombre, ya que el agua brota de ellas casi como si hirviera. 

Para iluminar la historia de Tipón, podemos recurrir a las crónicas escritas durante la conquista española. Uno de los pocos registros históricos de los que podemos disponer se encuentran en los Comentarios Reales, obra del historiador mestizo Inca Garcilaso de la Vega

Sus crónicas cuentan que durante una invasión de los chancas a la ciudad del Cusco, el séptimo Inca, Yahuar Huaca, se rindió y abandonó la ciudad a su suerte. Sin embargo, su hijo Wiracocha reorganizó el ejército y derrotó a los chancas con la ayuda de las tribus cercanas. 

Después de esta victoria, su padre le dejó el título de Inca y abandonó la ciudad del Cusco como castigo por su cobardía. Una vez que Wiracocha llegó al trono, ordenó la construcción de un lugar de retiro como lugar de residencia para su padre exiliado.  

Todo indica que Tipón fue este lugar de retiro, pues tiene un estilo de construcción que solía reservarse para la nobleza. Este complejo contiene recintos, terrazas de cultivo y canales de agua, finamente diseñados para la élite Inca.

Otras crónicas cuentan que fue Yahuar Huaca quien ordenó la construcción de este complejo tras derrotar a las tribus que habitaban esta zona. De ser correctas, estos relatos podrían explicar la presencia de muros pre-incas en Tipón.

Según algunos expertos, en este lugar también se rendía culto al agua, al igual que en Tambomachay. Incluso se piensa que pudo ser un centro de experimentación agrícola, al igual que las terrazas de Moray. Sin duda, Tipón es un sitio especial por mérito propio.

Este sitio arqueológico también contiene amplias terrazas de agricultura, irrigadas por una red de canales que traen agua de un manantial cercano. Este complejo arqueológico también fue parte del Camino Inca, la famosa red de caminos que conectaba el imperio Inca.

Atracciones principales

El parque arqueológico de Tipón, al sur de la ciudad del Cusco, abarca casi 240 hectáreas. Durante su visita, podrá apreciar los siguientes sectores en su interior:

• Acueductos y canales de irrigación: Al norte de Tipón, observará un sistema diseñado para proveer de agua a las terrazas agrícolas. El intrincado sistema hidráulico que se usó en la construcción de estos canales permite que sigan en uso hasta el día de hoy. 

En Tipón también se encuentran fuentes finamente construidas en piedra tallada. Es posible que estas fuentes y cascadas fueran un lugar de culto al agua.

• Terrazas agrícolas: Estas terrazas, o andenes son una obra maestra de la ingeniería agrícola inca, que sigue maravillando a expertos hasta el día de hoy. El famoso ingeniero estadounidense Kenneth Wright escribió un libro dedicado exclusivamente a las impresionantes técnicas usadas en la construcción de estas terrazas. 

Al igual que los canales de riego, las terrazas incas se caracterizaban por ser construidas con especial detalle. De acuerdo a algunos expertos, es posible que estas terrazas también sirvieran como un centro de experimentación agrícola, al igual que las terrazas en Moray. 

• Recintos reales: Aparentemente estos recintos fueron construidos como residencia para el inca exiliado Yahuar Huaca. Esta área es la más amplia del complejo, compuesta de extraordinarias fuentes de agua, jardines y aposentos perfectamente construidos con el clásico estilo Inca. 

A través de todo el complejo también se hallan plazas al aire libre y recintos menores, que pudieron ser usados por los sirvientes o soldados cuidando a la nobleza que habitaba Tipón. 

• Intihuatana: Al igual que en la mayoría de construcciones Incas, en Tipón se construyó un centro de culto al Sol. El Intihuatana de Tipón se ubica en una colina cercana al complejo arqueológico, compuesto de varios precintos y pequeñas plazas que ofrecen una excepcional vista del sitio.

• Cruz Moqo: Este observatorio está ubicado en la parte superior de Tipón. En su tiempo fue una importante huaca, o centro de culto. Desde esta ubicación elevada se puede apreciar Tipón y parte del Cusco. 

Durante los esfuerzos españoles por eliminar la religión inca, se colocaron cruces en muchos de los centros de culto incas. Esto explicaría el nombre de esta área, que significa literalmente “cima donde hay una cruz”. 

• Las murallas: Tipón cuenta con una estructura defensiva que alcanzaba los 5 metros de altura. Es posible que se construyera como medida de defensa ante las posibles invasiones de pueblos enemigos. Cuando el hijo de Wiracocha, Pachacuteq, inició la agresiva expansión del imperio, este muro cayó en desuso. 

¿Cómo llegar?

Tipón se ubica en el Valle Sur de Cusco, aproximadamente a una hora de la ciudad en auto. ¿Planea visitar Tipón por su cuenta? Hay transporte público disponible hasta esa zona. También es posible contratar un taxi para hacer esta visita. 

Tenga en cuenta que para ingresar a Tipón, es necesario adquirir un Boleto Turístico General. Este boleto incluye el acceso a 16 atracciones turísticas alrededor de Cusco, incluidos Tipón y el cercano Pikillacta. 

Para disfrutar mejor su visita sin preocuparse por el transporte, es una buena opción visitar Tipón acompañado de un guía profesional. Esto le permitirá ver el sitio arqueológico desde una perspectiva completamente diferente, y conocer todos los detalles de esta proeza inca.

Durante el circuito del Valle Sur, se visitan las ruinas de Tipón, la cercana Pikillacta y la capilla de Andahuaylillas, conocida como “la capilla sixtina de América”. Viajes Machu Picchu opera sus propios tours al Valle Sur, haga clic y descubra esta experiencia. 

Información sobre el sitio arqueológico

- Entrada: El ingreso se incluye en el Boleto Turístico General. El precio es de S/. 130.00 para adultos o S/. 70.00 para niños y estudiantes. 

También es posible comprar un Boleto Turístico Parcial para visitar sólo Tipón y las ruinas cercanas. Este boleto también incluye el ingreso a algunos museos y atracciones en Cusco. El precio es de S/. 70.00 para adultos o S/. 40.00 para niños y estudiantes. Tenga en cuenta que este boleto sólo tiene una duración de dos días. 

- Horario de atención: Lunes a Domingo de 7:00 am a 6:00 pm