Viagens Machu Picchu

Barrio de San Blas

Barrio de San Blas

Al mencionar los lugares coloniales más importantes en Perú, es imposible no hablar de San Blas. Este famoso barrio es una visita infaltable tanto como Machu Picchu, ¡así que no puede dejar de visitarlo!

Durante la época colonial, Cusco desarrolló una expresión cultural característica, en parte gracias a la influencia española en arte y religión. Si bien las primeras expresiones artísticas de la zona presentan claros motivos religiosos, con el tiempo esta evolucionó a la hermosa diversidad que vemos hoy. 

Y el barrio de San Blas es escenario de las más populares zonas artísticas en el Cusco. Sus casas coloniales con bases incas, talleres de arte y su colorido mercado tienen un encanto propio que no se puede perder. Además, en el mirador cercano podrá disfrutar de una de las mejores vistas de la ciudad del Cusco.

No hay mejor forma de conocer una cultura que visitar uno de sus barrios. Por eso, siga leyendo y descubra más sobre este pintoresco vecindario.

San Blas a través del tiempo

Durante las épocas incas, el barrio de San Blas fue una zona muy importante de la ciudad. Esta zona solía ser llamada Toqocachi, palabra quechua que significa “Cueva de sal”. Esta zona era un importante área residencial en Cusco, donde residían artistas y arquitectos incas. 

La zona también fue importante para los incas debido a su estratégica ubicación, desde la que se puede ver todo el valle de Cusco. Por esta razón, los incas construyeron varios templos en esta zona, incluyendo la tumba del noveno inca, Pachacuteq.

Tristemente, estos templos fueron destruidos a la llegada de los españoles a Cusco, y se construyeron casas coloniales sobre los restos incas. Durante esta época, este barrio también cambió de nombre. Recibió el nombre de San Blas, en honor a una figura católica.

En este barrio también se construyó la Iglesia de San Blas. De acuerdo a los historiadores, esta fue construida sobre las ruinas del templo inca a Illapa, el dios del rayo. 

Durante el período colonial, un obispo local llamado Manuel de Mollinedo y Angulo se propuso darle esplendor al culto católico en el Cusco. Durante sus sermones, fue convenciendo a las élites locales para que hicieran donaciones con el fin de decorar los templos locales.

Este celo por adornar los templos causó el surgimiento de la Escuela cusqueña de pintura, una corriente artística en la que se mezclaban las tradiciones artísticas españolas con la visión inca del mundo. Por fin se dio atención al arte cusqueño, y los artistas fueron instalando sus talleres en este barrio, cercano a la mayoría de las iglesias.

Pero el arte cusqueño no sólo se limitaba a la pintura. En la Iglesia de San Blas se encuentra la obra máxima del escultor nativo Juan Tomás Tuyro Túpac. Se trata de un púlpito finamente tallado en madera, de estilo churrigueresco español. Si pasa a visitar la iglesia de San Blas, no olvide visitar esta obra de arte, encargada por el mismo obispo Manuel de Mollinedo y Angulo.

En este barrio también se establecieron otros famosos artistas, como los escultores Hilario Mendivil y Edilberto Mérida. Hoy en día, sus talleres siguen abiertos, y sus familias siguen creando obras de arte y conservando el legado de estos artistas.

Por la misma naturaleza artística de este barrio, en el Cusco se conoce a San Blas como “el barrio bohemio”. En sus calles encontrará multitud de talleres de arte ofreciendo sus creaciones, así como bellos cafés y bares desde los cuales observar el atardecer. A continuación, estos son algunos de los lugares imperdibles durante su paseo por San Blas.

¿Qué hacer en San Blas?

A medida que la cantidad de turistas que desean quedarse en Cusco sigue aumentando, San Blas se ha convertido en una buena opción para visitar y para pasar la noche. En este icónico vecindario se encuentran no solo talleres y galerías de arte, sino también hoteles, bares, restaurantes y cafés encantadores. 

Sin duda querrá pasar al menos una tarde explorando San Blas, así que no se olvide de visitar estos lugares:

- Iglesia de San Blas: Esta iglesia se encuentra en el corazón del barrio de San Blas, y es la más antigua en la ciudad del Cusco. Se construyó aproximadamente en el año 1544, y era una construcción simple de adobe. Sin embargo, después del terremoto de 1650, se reforzó parcialmente con paredes de piedra. 

Aunque esta iglesia no es tan ostentosa como la Catedral del Cusco, en su interior contiene un espléndido púlpito tallado en madera, una joya tanto artística como histórica. Esta iglesia está junto a la Plazoleta de San Blas, a unas calles de la Plaza de Armas.

- Museo Hilario Mendívil y Familia: Hilario Mendívil y su esposa Georgina Dueñas estuvieron entre los artistas peruanos más importantes del siglo XX. Su estilo de esculturas religiosas con los cuellos alargados sigue siendo reconocido en todo el Perú, a casi 50 años de su muerte.

Hoy en día, sus hijos llevan la tradición familiar, y siguen creando estas obras de arte en su taller junto a la Iglesia de San Blas. 

- Galería Taller Mérida: Edilberto Mérida fue otra de las figuras artísticas más conocidas de Cusco. Pero a diferencia de la familia Mendivil, se hizo conocido por su “barro de protesta”, figuras que reflejan la vida cotidiana de los habitantes de los Andes.

En la actualidad, su hija María Antonieta lleva el legado de su padre, y ha recibido varios premios a su arte por mérito propio. Su taller está a unos metros de la plazoleta de San Blas, en Carmen Alto 133.

- Mirador de San Blas: Se encuentra a unos metros de la Plazoleta de San Blas, y tiene una de las vistas más hermosas de la ciudad del Cusco. ¡No olvide llevar su cámara! 

¿Cómo llegar?

La plazoleta de San Blas se halla a unos 10 minutos caminando de la plaza de Armas. Muchos viajeros escogen quedarse en un hotel en este barrio, pues está cerca de la mayoría de atractivos turísticos de Cusco. A la vez, las estrechas calles de piedra del barrio permiten que pueda descansar sin escuchar el ruido del tráfico por su ventana.

En San Blas también destacan los pintorescos restaurantes, cafés y bares. ¡Y no se podría esperar menos del barrio bohemio! En esta guía le explicamos todo lo que debe saber sobre los restaurantes y la vida nocturna de Cusco. 

Con la ayuda de nuestros expertos en Viajes Machu Picchu, podrá planear una experiencia sin igual en Cusco. Podemos ayudarle a reservar un hotel de calidad en el barrio de San Blas, ¡e incluir una visita guiada privada a los talleres y a la iglesia de San Blas! Contáctenos hoy mismo y empiece a planear sus vacaciones soñadas a la tierra de los Incas.