Viagens Machu Picchu

La ciudad de Nazca se encuentra en el corazón del desierto peruano, a 447 km de Lima. Esta famosa región fue el hogar de una distintiva civilización llamada la cultura Nazca, que se desarrolló alrededor del siglo I. Sin embargo, la famosa sociedad desapareció, dejando un enigma aún por resolver.

Las Líneas de Nazca son uno de los mayores misterios del mundo, compuesto por más de 1.100 geoglifos de animales, plantas, figuras geométricas y líneas rectas talladas en la pampa de Nazca, aunque el propósito de estas líneas sigue siendo incierto.

Diversos arqueólogos han teorizado que se trata de un calendario astronómico, y otros incluso han destacado que podría tratarse de un lugar de aterrizaje de naves extraterrestres. Sin embargo, estas antiguas figuras podrían inclinarse hacia fines religiosos, según estudios realizados recientemente por la Universidad de Yamagata de Japón.

Los famosos geoglifos fueron estudiados por muchos arqueólogos internacionales y peruanos, siendo María Reiche, matemática peruana de origen alemán, la que dedicó su vida a la comprensión y preservación de las Líneas de Nazca, otorgándoles el reconocimiento de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en 1994, cuatro años antes de fallecer por complicaciones de cáncer.

Además de las Líneas de Nazca, hay otros descubrimientos relacionados con esta antigua civilización peruana, como las tenebrosas cabezas trofeo, que siguen intrigando a historiadores y arqueólogos, ya que existe un debate constante sobre si estos objetos eran trofeos de guerra o se utilizaban para rituales.

Sin embargo, además del lado oscuro de las costumbres ancestrales de esta civilización, fueron reconocidos por la expresión artística que presentaban sus cerámicas y complejos textiles. Al parecer, los nazca adoptaron técnicas de civilizaciones anteriores como las conocidas en las culturas Topará y Paracas.

Para quienes buscan conocer más sobre las comunidades que marcaron nuestro país, visitar el desierto peruano es la manera de empezar. Como se ha dicho, muchos misterios rodean a esta civilización, pero por lo que sabemos, también influyeron en el desarrollo de otras culturas posteriores.

¿Qué ver en Nazca?

Aunque Nazca es una pequeña ciudad del sur de Perú, fue el centro económico y ceremonial de muchas civilizaciones antiguas. La región comprende diferentes sitios arqueológicos, así que si estabas pensando que las Líneas de Nazca eran lo único que había que ver aquí, déjanos mostrarte lo contrario:

1. Líneas de Nazca
Las Líneas de Nazca son un conjunto de más de 1.100 geoglifos ubicados en las pampas de Nazca creados entre el 500 a.C. y el 500 d.C. Estas figuras estuvieron en uso incluso después de la civilización de Nazca. Se desconoce la finalidad de estas tallas, pero muchos arqueólogos las señalan como centro ritual y calendario astronómico.

Algunas de las Líneas de Nazca se extienden hasta más de 350 metros, mientras que otras alcanzan los 5 metros de longitud. Entre las más reconocidas están la ballena, el mono, el astronauta, el colibrí, el cóndor y la araña.

Si desea ver estos increíbles geoglifos, la mejor manera de hacerlo es tomando un vuelo. Sin embargo, hay una alternativa en la que puedes ver tres de ellos en una torre de observación situada en la carretera Panamericana Sur.

2. Acueductos de Cantalloc
Se trata de una serie de 45 acueductos que se encuentran a 4 kilómetros de la ciudad de Nazca, de los cuales alrededor de 35 siguen funcionando. Los Acueductos de Cantalloc servían para garantizar el abastecimiento de agua a los cultivos de tierra de los antiguos agricultores de Nazca, donde cultivaban maíz, algodón, papas, e incluso otras especies de vegetales y plantas.

3. Cementerio de Chauchilla
A 30 kilómetros de la ciudad de Nazca se encontró un lugar funerario en el que se enterraron varios artefactos arqueológicos y momias en posición fetal, cubiertas de algodón bordado y pintadas con algún tipo de resina que ayudaba a la conservación de los cuerpos.

Estas tumbas de adobe datan del año 200 d.C. y se atribuyen al pueblo Nazca, aunque algunos arqueólogos piensan que podrían ser de la antigua cultura Huari. Sin embargo, esta última teoría no ha podido ser confirmada por la falta de pruebas.

El Cementerio de Chauchilla es reconocido por albergar un sistema de tumbas a cielo abierto. Lamentablemente, poco se sabe de este lugar de enterramiento ya que la mayoría de las reliquias fueron robadas por huaqueros (saqueadores de tumbas).

4. Cerro Blanco
Es considerada la duna más alta de Sudamérica ya que se encuentra a una altura de 2.080 metros sobre el nivel del mar, ofreciendo una vista excepcional del desierto peruano y de la Reserva Nacional Pampas Galeras, donde vive la mayor concentración de vicuñas.

Se tarda unas 3 horas en llegar a la cima de esta duna; la caminata se considera algo desafiante ya que se camina sobre arena fina. Sin embargo, una vez que llegues a la cima, te darás cuenta de que todo ese duro trabajo ha sido recompensado.

5. Museo María Reiche
También conocido como la Casa Museo María Reiche, se encuentra a 27 kilómetros de la ciudad de Nazca y exhibe el trabajo de investigación realizado por esta famosa arqueóloga.

María Reiche dedicó más de 50 años de su vida al conocimiento de las Líneas de Nazca; gracias a su arduo trabajo, concientizó sobre la preservación de estos antiguos geoglifos.

El Museo María Reiche se encuentra en el kilómetro 421,3 de la carretera Panamericana Sur. Ese fue su centro de investigación y su hogar a lo largo de esos años.

6. Sitio arqueológico de Cahuachi
La antigua estructura de Cahuachi data del siglo I. Se encuentra en el valle del río Nazca, a 28 kilómetros de la ciudad principal. También fue construida por la civilización Nazca y sirvió como centro ceremonial.

Gracias al arduo trabajo de muchos arqueólogos, se encontraron diferentes artefactos en esta construcción, donde textiles y vestimentas destacan por su complejidad, patrones y colores.

Clima en Nazca

La región de Nazca es uno de los lugares más áridos de Sudamérica. Por ello, las Líneas de Nazca se han mantenido casi intactas y bien conservadas hasta la fecha.

La pluviosidad es casi nula en esta región, por lo que se la conoce como la "Tierra del Verano Eterno". Asimismo, las temperaturas oscilan entre los 20°C y los 35°C durante el verano y pueden bajar hasta los 5°C en invierno.

¿Cómo llegar a Nazca?

Actualmente, la única forma de llegar a Nazca es en autobús, ya que el aeropuerto de esta ciudad sólo se utiliza para el sobrevuelo de las Líneas de Nazca. Sin embargo, esta famosa región es fácilmente accesible desde los destinos más populares de Perú.

Lima es el punto de partida para la mayoría de los viajeros. Por lo tanto, si está planeando visitar este misterio mundial, considera la posibilidad de tomar un viaje en autobús por los destinos más famosos de Perú.

Moverse en autobús se considera una experiencia de viaje más enriquecedora que volar a diferentes ciudades. Además, es bastante más barato que la mayoría de los vuelos nacionales.

Al realizar un viaje en autobús por nuestro país, te verás inmerso en el auténtico paisaje del territorio peruano.

Hay diferentes rutas para realizar y una variedad de lugares que vale la pena conocer. No obstante, si la visita a las Líneas de Nazca es una necesidad para usted, considera ir al sur de Lima. Conoce cómo descubrir el sur de Perú aquí.

Para más información sobre cómo planificar el itinerario de viaje perfecto, consulta nuestra opción de paquetes turísticos y descubre una nueva forma de viajar con Viagens Machu Picchu.